Kim Kardashian celebró un impresionante Cherry Blossom-themed baby shower para la llegada de su próximo hijo.

Kim espera su tercer hijo a través del método de subrogación debido a los problemas de salud que tuvo en su último embarazo. A sus 37 años, ha preferido evitar sustos y poder dar la bienvenida a su hijo número tres con su esposo Kanye sin contratiempos.

La celebrity transformó su casa de Los Ángeles en un bosque de ensueño de árboles de cerezos para su fiesta Tea for Three, donde el rosa era el color del día. En septiembre, informaron que el bebé es una niña.

Kim compartió videos en Snapchat e Instagram mostrando la impresionante decoración, que incluía mesas rústicas y árboles de cerezos. Más tarde compartió que ella estaba dando botellas de cristales que son la presentación de su nueva línea de perfumes como suvenires de la fiesta.

Además de sus hermanas, Kylie, Kendall y Khloé, también asistieron a la hermosa fiesta Chrissy Teigen, Jen Atkin, Anastasia y, por supuesto, la pequeña North West, que fue el centro de atención.