Laura Simón fue la gentil anfitriona del más reciente evento solidario, evento mensual altruista establecido por iniciativa de un generoso grupo de damas diplomáticas. La reunión se celebró por la tarde en las frescas terrazas de la residencia Simón Rivera.

Las donantes acudieron puntuales a la cita, y fueron recibidas con la calidez habitual de las damas, cuyo poder de convocatoria ha representado una firme mano de ayuda para un amplio número de causas nobles. Las damas pasaron alegres ratos, con una vista espectacular de Tegucigalpa al fondo.