- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
20 julio, 2020

Mantener tu día con una buena nutrición te dará la suficiente energía para desempeñar de manera efectiva todas tus tareas cotidianas en el trabajo. Estos alimentos son excelentes para darte ese boost que necesitas.

Avena: este alimento es saludable debido a la presencia de beta-glucano, el cual es un tipo de fibra que contribuye a disminuir el denominado colesterol malo. Además de ello, también posee ácidos grasos, tales como el ácido fólico, potasio y Omega 3. Su preparación es sencilla y si lo deseas, le puedes agregar pedacitos de frutas.

Germen de trigo: incorporar un poco de germen de trigo al desayuno te ayudará a mantener los niveles de vitamina E en tu cuerpo, así como el ácido fólico que tu organismo requiere. Este ingrediente puedes añadirlo fácilmente a tu dieta, como por ejemplo, espolvorear un poco sobre tu yogurt, el cereal, o batirlo con frutas y leche descremada.

Yogurt griego: esta clase de yogurt, además de tener un sabor muy delicioso, es cremoso y posee muchas proteínas, lo cual contribuirá a que sientas saciedad durante tu faena. Te sugerimos decidir por la opción ligera y agregarle un poco de frutas, así le estarás aportando mayor valor nutricional.

Banano: consumir este alimento durante el desayuno es genial para generar energía, ya que es rico en potasio, almidón, y es un carbohidrato saludable. También te ayudará a sentirte con saciedad y con motivación para realizar las tareas diarias. Puedes mezclarlo con un poco de avena, y lo mejor es que no requerirás agregar azúcar.

Pomelo: este alimento, además de poseer propiedades antioxidantes, puede ayudarte a perder grasa, especialmente si consumes un poco antes de ingerir las comidas, lo cual te ayudará a perder peso y reducir tallas.

Huevos: constituyen una fuente rica de nutrientes, como la vitamina D, y proteínas, por lo cual te resultará beneficioso incorporarlo a tu desayuno.

Fresas: son deliciosas, poseen pocas calorías, es antioxidante y se recomienda ingerirlas por la dosis que posee de vitamina C. No encontrarás mejores razones para comenzar el día consumiendo este delicioso fruto.

Mantequilla de almendras: este tipo de mantequilla es una excelente alternativa para quienes no desean consumir productos lácteos, o huevos. Posee proteínas y grasas saludables. Puedes untarla a una tostada de pan, por ejemplo. Sin embargo, si estás bajo un plan dietético, debes consumirla con cuidado, ya que una cucharada equivale a 100 calorías.

Arándanos: los puedes consumir congelados, o frescos. De cualquier forma constituyen un excelente aporte de antioxidantes, y su consumo regular ayuda en los procesos de la memoria y el metabolismo, así como también tiene efectos positivos en la presión sanguínea. Debido a su bajo aporte calórico, puedes combinarlo con leche o con cereales.

Té: si no te gusta el café, el cual también forma parte de un buen desayuno, puedes optar por el té, el cual posee menor cantidad de cafeína y además posee propiedades antioxidantes. Puedes añadirle una pequeña cucharada de miel para hacer su sabor más agradable.

Jugo de naranja: la idea de consumirlo en el desayuno es que lo hagas, pero apenas este sea exprimido, con el propósito de poder obtener todas sus buenas propiedades. Contribuye en el aumento de las defensas del cuerpo, debido a la presencia de vitamina C, así como también es beneficioso para disminuir la osteoporosis.

Jugo de arándano: este zumo te será de gran beneficio, especialmente para prevenir infecciones en el tracto urinario, además de mejorar tu salud a nivel cardiovascular.

Cereales: los cereales por supuesto no podían faltar en esta lista de los mejores alimentos para comenzar el día de la mejor manera. Existe diversidad de cereales, sin embargo, los expertos sugieren consumir aquellos que proporcionen al cuerpo mayor cantidad de fibra que de azúcar. Los más ideales serían los de grano entero. Además, puedes ingerirlos con leche descremada o combinarlos con frutas.

En esta categoría

Ver Más
Entrevista con Dra. Mónica Aguilar
Ver Más