- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
14 septiembre, 2020

Hay quienes evitan comer antes de ir a dormir por temor a engordar o sufrir problemas de sueño; sin embargo, las evidencias apuntan a que consumir alimentos ligeros, en porciones que no superen las 200 calorías, es positivo tanto para el buen descanso como para la salud. Debido a su composición nutricional, parece que actúan de manera favorable.

  1. Frutos secos

Algunas variedades de frutos secos, como las almendras, los pistachos y los anacardos son buenos alimentos para comer antes de ir a dormir. ¿La razón? Contienen sustancias como la melatonina, el magnesio, el manganeso y el zinc que intervienen en procesos corporales vinculados al sueño.

 1.- Frutos secos recomendados para dormir mejor.

Los frutos secos en cantidades pequeñas, como puñados, pueden consumirse por la noche antes de dormir.

  1. Pavo

Una de las carnes magras recomendadas para la cena es el pavo. Debido a su significativo aporte de proteínas, selenio, zinc y riboflavina, es un alimento que contribuye a controlar procesos importantes del organismo, como el apetito, la salud muscular y el sueño.

 Cuenta con un aminoácido llamado triptófano que se asocia con un aumento de la producción de melatonina, más conocida como «hormona del sueño». Además, su cantidad de proteína parece contribuir a evitar las interrupciones durante la noche.

  1. Kiwi

Los kiwis se han popularizado como uno de los mejores alimentos para comer antes de ir a dormir. Debido a su significativo aporte de vitaminas y minerales, como las vitaminas C y E, el potasio y el ácido fólico, son una buena opción para promover el descanso y el bienestar general.

4. Pescado graso

El pescado graso se caracteriza por su significativo aporte de ácidos grasos omega 3 y vitamina D. Opciones como el salmón, el atún, la trucha y la caballa se pueden incluir en la cena para promover un sueño de calidad. ¿La razón? Sus nutrientes intervienen en la regulación de serotonina en el cuerpo. Esto, a su vez, es determinante para dormir bien.

  1. Productos lácteos

Siempre y cuando no exista un problema de intolerancia, consumir lácteos antes de ir a dormir tiene efectos positivos. Tanto la leche, como el requesón y el yogur aportan triptófano, un aminoácido que se relaciona con una mejor calidad de sueño. Su adecuada asimilación contribuye a una óptima producción de melatonina, es decir, la hormona del sueño.

  1. Avena

Incluir una pequeña cantidad de avena durante la cena es una buena opción ante problemas del sueño. Si bien este cereal es popular por ser una fuente importante de energía, su contenido de melatonina lo convierte en un complemento sano para esas horas antes de acostarse.

En esta categoría

Ver Más
Entrevista con Dr. José Salgado
Ver Más