- GALERÍA DE FOTOS -
- CROMOS DIGITAL -
28 mayo, 2020

Los duques de Sussex van a incrementar su equipo de seguridad tras descubrir varios drones volando a pocos metros dentro de su propiedad.

Cuando Harry y Meghan Markle se mudaron a Los Ángeles sabían que la vida tranquila que buscaban tras abandonar la familia real no iba a ser posible. En la ciudad donde más famosos se acumulan por metro cuadrado, si hay algo que abunda, son los paparazzi a la busca y captura de la última exclusiva.

De ahí que la pareja tardara tanto en encontrar una mansión adecuada que les garantizara la privacidad y la seguridad.

Según revelan hoy varios medios estadounidenses, Harry y Meghan no están disfrutando de su nuevo hogar tanto como deseaban. Al contrario, pese a vivir en una mansión valorada en 18 millones de dólares, el matrimonio ha tenido que llamar en los últimos días varias veces a la policía para denunciar que estaban siendo acosados dentro de su propiedad.

En esta categoría

Ver Más
Entrevista con Karen Mendoza y Carlota de Lovo
Ver Más