- GALERÍA DE FOTOS -

Con el objetivo de promover a los artistas salvadoreños, como medio para consolidar los lazos de amistad que existen entre las Repúblicas de El Salvador y Honduras a través del arte y la cultura, la Representación Diplomática salvadoreña junto a Banco Atlántida, inauguraron la exposición titulada “Instantes de luz, escultura y pintura” del artista Alberto Merino, el pasado 3 de diciembre del presente año, en la ciudad de Tegucigalpa.

La muestra consta de 31 piezas, entre ellas destacan las realizadas con las técnicas “Enganchada” y “Eclipsada”, por las cuales ha sido reconocido internacionalmente. La técnica consiste en crear obras utilizando multiplicidad de objetos de origen cotidiano para transformarlos en arte, como es el caso de los ganchos y los clips. Forman parte de este procedimiento las obras “Después de la tempestad viene la calma”, “Radiante”, “Luz bajo la lluvia” y “Lluvia sagrada”; de esta última obra, el artista expresó “Toda agua es sagrada, pero la de lluvia es más especial, pues el cielo la comparte libremente para todos …Y así la vida sigue al caer sus gotas al renacido suelo que lo sacia de su espíritu de lluvia caída” ya que con la obra el artista busca homenajear y agradecer a uno de los elementos de la naturaleza.

Alberto Merino se describe a sí mismo como un artista multidisciplinario, por lo que también la exposición incluye técnicas en acrílico y óleo como “Siete cascadas”, “Melodía”, “Rapsodia”, entre otras. Destacan además piezas esculpidas en madera, piedra, con detalles en plata, como “Bella Ilusión”, “Toque de Midas”, “Pelionero” y “Ángel”. Entre las curiosidades de la exposición está que el espectador puede interactuar con las obras.

En la muestra destacan el color verde y el azul, que evoca a la “Madre Naturaleza”, principalmente el agua lluvia, protagonista de gran parte de su obra. Al observar las piezas, el espectador será testigo del profundo respeto que Merino siente por su entorno “Con esta exposición quiero fomentar el amor a la tierra, al agua, a la naturaleza que nos da todo y que nosotros en muchas ocasiones no sabemos cuidar”, expresó.

El escultor salvadoreño, ha sido reconocido por su innovación en el uso de los materiales tanto dentro de las fronteras de El Salvador, como también en el exterior, como por ejemplo en el 2007, obtuvo el Glifo de Bronce como artista invitado en la IV edición de la Bienal de Arte Paiz, con la obra “Para la enganchada”. Además, fue reconocido como artista destacado en Art Basel Miami 2016. Parte de su obra se encuentra en colecciones públicas y privadas alrededor del mundo.

Banco Atlántida, como promotor del arte, se sumó a la iniciativa de mostrar el arte salvadoreño en Honduras como parte de sus lazos fraternos con El Salvador, donde la institución bancaria inició operaciones en 2017 para satisfacer las necesidades financieras de los ciudadanos salvadoreños. Por otra parte, la Embajada ha promovido la visita de estudiantes de arte de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, quienes intercambiaron con el artista aspectos sobre la obra.

A la inauguración, presidida por la Encargada de Negocios a.i., Alba Azucena López de Rodríguez y el artista Alberto Merino, asistieron miembros del Cuerpo Diplomático acreditado en el país; representantes de Instituciones del Gobierno hondureño; Organismos Internacionales; artistas; y miembros de la comunidad salvadoreña.

El evento también fue copatrocinado por Cerveza Cadejo, Yogurt Yes y Boquitas Diana.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el 20 de diciembre del presente año, en horario de 8:30 a.m. a 4:30 p.m. en la sede de la Embajada ubicada en Colonia Rubén Darío, Calle Froylán Turcios No. 2144.

En esta categoría